Simón Bolívar – El Libertador de América

Simón Bolívar y Palacios nació en Caracas el 24 de julio 1783. Sus padres fueron el hacendado Juan Vicente Bolívar y la dama María Concepción Palacios. Disfrutó de una infancia privilegiada, pero cuando tenía nueve años de edad quedó huérfano de padre y madre, víctimas de la tuberculosis. En su niñez fue alumno de los ilustres Simón Rodríguez y Andrés Bello.

En 1799, viajó a España para completar su educación. Poco después se casó con María Teresa del Toro, quien falleció en la luna de miel en Venezuela. Simón Bolívar regresó a Europa. En Austria se reencontró con Simón Rodríguez y juntos visitaron Roma. Estando en el Monte Sacro (15-8-1805) expresó su anhelo de luchar por la libertad de su patria. Llegando a Venezuela se unió a los conspiradores patriotas, que en 1810 derrocaron al Capitán General Vicente de Emparan. Desde entonces se hizo protagonista de los principales sucesos y batallas por la Independencia de Nueva Granada, a la que bautizó como República de Gran Colombia.

En 1823, llegó al Perú donde organizó el Ejército Unido Libertador que logró las brillantes victorias de Junín y Ayacucho (1824). Permaneció en Lima hasta 1826 organizando la Federación de los Andes, proyecto que uniría a la Gran Colombia, Perú y Bolivia. Retornando a Bogotá no pudo superar los planes nacionalistas de Caracas y Quito. Lima y La Paz también se le sublevaron.

Decepcionado, acorralado por sus enemigos y enfermo de tuberculosis, Simón Bolívar renunció al poder en abril de 1830, y se retiró a Santa Marta. Aquí se agravó su tisis pulmonar y falleció el 17 de diciembre de 1830.

Via | resumendehistoria.com

Simón Bolívar

Simón Bolívar nació en Caracas el 24 de julio de 1783. Es considerado como una figura incomparable dentro de la historia hispanoamericana y mundial, ya que tuvo el privilegio de ser un hombre de acción y pensamiento. Su acción política y militar marca la historia del Continente Sur desde el mar Caribe hasta la cordillera andina, desde el Orinoco hasta el Potosí.

Durante 20 años de actividad incesante, concibe y emprende el proceso de la independencia que va a dar lugar a la formación de naciones suramericanas, como lo son Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia. No sólo comanda las acciones de una guerra difícil y empecinada contra el imperio español, sino que establece la plataforma y las instituciones para una nueva organización de toda Hispanoamérica.

Su visión libertadora estaba orientada hacia la unión del continente. De ello dan cuenta diversos documentos y escritos, de extraordinaria actualidad, en los cuales describe la realidad y las posibilidades futuras de nuestros países. La novedad y profundidad de su pensamiento estaban servidas por un excepcional don de expresión.

De todos los elevados títulos que recibió en vida (General de los Ejércitos, Jefe Supremo y Presidente de la República) el que más amó fue el de Libertador y, como tal, sigue vigente en lo más alto de la conciencia del mundo americano.

Continue reading

Simón Bolívar

El Libertador

Nació en Caracas, el 24 de julio de 1783 y murió en Santa Marta (Colombia) el 17 de diciembre de 1830.

Bolívar se forma en el seno de una familia de aristócratas terratenientes de origen español, sus padres fueron Juan Vicente Bolívar y Ponte y María de la Concepción Palacios y Blanco. Huérfano desde los nueve años y heredero de una considerable riqueza, no tuvo una infancia feliz ni una educación sistemática (entre sus maestros ocasionales figuran hombres tan distinguidos como Simón Rodríguez y Andrés Bello. Para completar sus estudios viajó a Europa, y entre Roma y París entró en contacto con los ideales republicanos y democráticos, que a partir de entonces, guiarían su vida. De vuelta a Venezuela en 1807 y tras una breve estancia en Estados Unidos, Bolívar decide enfocar sus esfuerzos hacia la lucha por la libertad de la América Meridional.

Continue reading

Simón Bolívar, el Libertador

El más preclaro hijo de Caracas nace el 24 de julio de 1783. La pérdida de su padre, Juan Vicente Bolívar y Ponte y la de su madre, María de la Concepción Palacios y Blanco, lo convierten en el futuro heredero de una considerable fortuna. Hasta los 16 años vive bajo la tutela de sus tíos maternos y su abuelo; tras la muerte de éste último viaja a estudiar a España, donde aprende lenguas extranjeras y cultiva los estudios clásicos de la época.Conoce a María Teresa Rodríguez del Toro con quien contrae matrimonio el 26 de mayo de 1802 y juntos regresan a Venezuela. Tan sólo 8 meses después de la boda, María Teresa muere en Caracas. Esta infortunada viudez pesará decisivamente sobre su futuro.

Continue reading

Natalicio de Simón Bolívar

El LibertadorSimón Bolívar nació en Caracas como cualquier niño rico de la época, entre sedas, cojines de terciopelo carmesí con guarnición de oro; entre pañales de Holanda. Era el 24 de julio de 1783.

Fue bautizado el 30 de julio en la Catedral, por su pariente el presbítero Juan Félix Jerez y Aristeigueta.

Era hijo del Coronel Juan Vicente Bolívar y Ponte (La Victoria, Aragua, 1726) y de Doña María de la Concepción Palacios y Blanco (Caracas, 1759).

Bolívar tuvo esclarecidos maestros como Andrés Bello, el Padre Andújar, José María Pelgrón, etc., pero quien mayor influencia ejerció sobre su formación fue Simón Rodríguez.

Continue reading

Simón Bolívar, El Libertador

El Libertador

Nace en Caracas, 24 julio 1783

Simón Bolívar nació de un hogar aristócrata por lo cual tuvo una excelente educación, a pesar de la muerte de sus padres, cuando tenía 9 años. Uno de sus tutores fue Simón Rodríguez, quien lo introdujo al movimiento filosófico de aquella época. En 1799 viaja a España, para proseguir con su educación. Allí se casa en 1802 con Maria Teresa Rodríguez del Toro y Alayza, pero esta muere de fiebre amarilla al año siguiente, después de volver a Venezuela.

Continue reading

Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco nació en Caracas en 24 de julio de 1783. Sus padres Don Juan Vicente Bolívar y Ponte y Doña María de la Concepción Palacios y Blanco. Nacido un aristócrata, Simón Bolívar recibió una excelente educación de sus tutores, especialmente Simón Rodríguez. Gracias a sus tutores, Bolívar conoció las obras del movimiento filosófico del siglo XVIII y también las de Grecia y Roma clásica.

A la edad de nueve años el joven Bolívar perdió sus padres y quedo en cargo de su tío don Carlos Palacios. A la edad de quince, don Carlos Palacios lo mandó a España para continuar con su educación. En España, Bolívar conoció a María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza con quien se casó poco después en 1802. Poco después de volver a Venezuela, en 1803, María Teresa murió de fiebre amarilla. Su muerte afectó grandemente a Bolívar quien juró nunca casarse de nuevo. Promesa que mantuvo el resto de su vida.

Continue reading

Simón Bolívar

Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacios y Blanco. Padre de la Patria e inspirador de esta Constitución que lleva su nombre. Su pensamiento y ejemplo se convierten en acción para las futuras generaciones de venezolanos que conducirán a Venezuela por la senda del desarrollo y del progreso social y económico.

Bolívar unió gran parte de América para combatir el ocupante imperio español, logrando felizmente su cometido: La Libertad de nuestra América. El Libertador dió, en compañía de los pueblos que se unieron a él, la libertad a seis naciones: Venezuela, Colombia, Panamá, Ecuador, Perú y Bolivia.

Nació en Caracas el 24 de julio de 1.783 y murió en Colombia el 17 de diciembre de 1.830.

Pensamientos Simón Bolívar

El Libertador

… el que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores.
… elevar el monumento consagrado a nuestra reconciliación, a la tregua y al derecho común de los hombres. Bien merecía este monumento ser tallado sobre una mole de diamantes y esmaltado de jacintos y rubíes; pero construido en nuestros corazones.
…pero es dichosísimo aquel que corriendo por entre los escollos de la guerra, de la política y de las desgracias públicas, preserva su honor intacto y se presenta inocente a exigir a sus propios compañeros de infortunio una recta decisión sobre su inculpabilidad.

… Tú me pides que diga que no quiero a nadie. ¡Oh, no! A nadie amo; a nadie amaré. El altar que tu habitas no será profanado por otro ídolo ni por otra imagen…

Continue reading