Matea Bolívar

Nació el 21 de septiembre de 1763 en San José de Tiznados, Guárico. Como cuenta ella misma era la niñera encargada de acompañarlo en los juegos, cuidados básicos, enseñanzas y habilidades típicas de la niñez, como cantar, contar, correr, por lo que puede considerar como la primera maestra informal del niño Simón. Acompañó al Libertador en diversos momentos de su vida, como la muerte de sus padres, de su esposa y en batallas como la de San Mateo.

Va con María Antonia Bolívar en el exilio a Curazao y Cuba. Estuvo presente en el traslado de los restos del Libertador desde Colombia, acompañando a los familiares del Padre de la Patria y a las autoridades de la Nación. Igualmente en el traslado de los restos mortales del Libertador al Panteón Nacional. Murió en Caracas en 1883.

El Presidente Joaquín Crespo, decreta honores en su honor. Sus restos son trasladados en 1975 a la Catedral de Caracas. A ella y a Hipólita se les relacionan directamente con la lúcida niñez de Simoncito, en quien sembraron ideas libertarias y de igualdad. En 2003, el antes buque Pilin León, símbolo del paro golpista petrolero, es rebautizado como Negra Matea.

Vía | radiomundial.com.ve

Negra Matea

La Negra Matea nació en San José de Tiznado el  21 de Septiembre de 1773 en Guárico. Desde muy joven se fue a vivir al hato El Totumo en San Mateo propiedad de los Bolívar. Se encargó de los quehaceres de la hacienda. Fue la aya del niño Simón, lo cuidó, se ocupó de su crianza y educación.

Vivió toda su juventud en San Mateo, allí presenció el ataque de Boves y el sacrificio del capitán Ricaurte en 1814.

La gente se asombraba de su larga vida, estaba considerada una reliquia de antiguos tiempos. Cuando cumplió 103 años, el presidente Guzmán Blanco le hizo una invitación a asistir al Panteón Nacional, tras la muerte de Bolívar, para depositar una corona de flores ante su sarcófago. Esto lo hizo en medio de fuertes aclamaciones del pueblo. Diez años después, el 29 de Marzo de 1886, muere en Caracas y sus restos reposan en la cripta de los Bolívar, en la capilla de la Santísima Trinidad, en la Catedral de Caracas.